Me apetece...

Me apetece comenzar esta verdadera primera entrada con un recuerdo a mi última experiencia de este verano con el Fútbol Sala.
La verdad es que cuando me propusieron, con muy poquito margen de preparación, poder dar clases en el Centro Nacional de Estudios de Fútbol Sala (Anefs), me encontré al instante con sentimientos de inquietud e ilusión a la vez.
Inquietud, porque era un nuevo reto, un reto que me apetecía afrontar desde hacía tiempo porque siempre he disfrutado enormemente con la interacción de la formación, pero para el que tenía tan poco tiempo de preparación, que no sabía como resultaría la experiencia.
Ilusión porque me siento enormemente gratificado con el intercambio de experiencias y conocimientos con aquellos que desean convertirse en nuevos entrenadores titulados.

Me habréis escuchado decir infinidad de veces que todos aprendemos de todos. Lo creo y lo practico. Me gusta ese entorno donde el pensamiento, la experiencia, la diversidad, la reflexión, la teoría, la práctica...y el intercambio de todo ello nos hace progresar en el conocimiento de nuestro deporte.
Afortunadamente, tuve algo de tiempo y ciertas ideas para poder llevar a las clases. Y aunque no fue demasiada materia, pude organizar una serie de temas interesantes con los que arrancar otra nueva faceta, que espero seguir realizando de manera constante y frecuente.
Y fue muy fácil combinarme la asignatura con Jesús.
Jesús poseedor de un conocimiento casi sublime, me dejó elegir algunos temas, y todo fue realmente fácil.

Volveré a recordar esta experiencia con algún comentario o con algún texto de los que por aquí pretendo escribir. Pero ahora en mi primera entrada, no quiero dejarme sin nombar a ninguno de los "alumnos" (mis primeros "alumnos"). Y para ello, mejor una foto.



Y es que de todos guardo un entrañable recuerdo, un simpático comentario, un interesante momento de charla, una sonrisa...

Un abrazo y gracias.

0 comentarios: