Teoría del Fútbol Sala-III - Táctica Individual y Colectiva

TÁCTICA INDIVIDUAL

En multitud de ocasiones hemos podido comprobar que aunque los jugadores conocen un sistema de juego, no consiguen llevarlo con eficacia a la práctica.
La razón es bien sencilla, les falla la táctica individual y por lo tanto los movimientos que conocen, perfectos sobre la pizarra, no salen cuando los ponemos en práctica sobre la pista.

Por ejemplo, en muchas situaciones de juego la defensa tiene ventaja sobre el ataque, y esto facilita que se adapten y dominen rápidamente al rival que les ataca. Los movimientos y las acciones de los atacantes se convierten entonces en acciones predecibles, los jugadores se desconciertan y el sistema se convierte en ineficaz.
En un partido, cada una de las situaciones que se le presentan al jugador son de naturaleza táctica. Y el jugador, atendiendo a toda la información que percibe, debe decidir qué hacer y cómo hacerlo, es decir, decidir la respuesta motriz más adecuada.
Por ello, cuando un jugador debe realizar una habilidad motriz en un entorno de contrarios y compañeros, está ejecutando una acción técnica en un entorno táctico.
El jugador debe aprender a “leer el juego” para decidir entonces la forma óptima o más eficaz de la acción técnica. En su actuación individual deberá decidir y elegir el gesto técnico más adecuado en función de la actuación de su oponente, o de las circunstancias del entorno.

La táctica individual es la máxima expresión de la capacidad de decisión del jugador. Y como elemento táctico que es, implica en sí misma la ejecución constante del acto táctico por parte del jugador mediante las fases de análisis, decisión y ejecución.
Desarrollar la capacidad táctica de un jugador, supone desarrollar la capacidad de interpretar, decidir y ejecutar de una forma óptima los problemas planteados durante el juego.

Según Weinek, en la ejecución de la táctica individual el jugador encontrará tres condicionantes:
• El adversario
• Las capacidades propias
• Entorno

La táctica individual o técnica aplicada la podemos definir como:” la ejecución de un gesto técnico, utilizando de forma inteligente las capacidades motrices con el fin de obtener la mayor eficacia y eficiencia. “
La táctica individual como ejecución de una intención táctica, supone la base y el punto de partida del comportamiento táctico colectivo, compuesto por medios tácticos, procedimientos tácticos, sistemas de juego…















TÁCTICA COLECTIVA

Antón, J.L.(1998) entiende como táctica colectiva la aplicación coordinada de las destrezas específicas técnico-tácticas entre dos jugadores como mínimo.

La táctica colectiva está basada en la interacción entre los compañeros con el objetivo de conseguir un objetivo del juego. Supone la realización por parte de los jugadores de las acciones individuales dentro del juego y en una situación de colaboración real.
La táctica colectiva siempre se sustentará en la individual, porque no es más que una suma de las tácticas individuales de cada jugador relacionadas de forma coordinada, estratégica, procedimental…

La táctica colectiva es por tanto: “el conjunto de acciones y/o gestos técnicos coordinados entre 2 o más jugadores que de forma racional e inteligente pretenden dar una solución eficaz a una situación real del juego”
La táctica colectiva o táctica grupal contiene tanto medios tácticos como procedimientos tácticos, establece las obligaciones, las responsabilidades, los procedimientos, las características del juego, y asigna tareas y roles para un trabajo colectivo encaminado a conseguir aquellos objetivos pretendidos en el juego.


2 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Bajo mi punto de vista el mayor exponente de comprensión, por parte de un jugador, de la táctica individual y cuyas fases del acto táctico decrecen en cuanto a dificultad lo vemos cuando un jugador ante una situación concreta lanza el balón fuera siendo ésta la acción más beneficiosa para su equipo.
Gracias Paco , por tus aportaciones!

Paco Cachinero dijo...

Claro Miguel Angel, gracias por tu comentario.
Los entrenadores siempre hemos sido conscientes de la importancia de la toma de decisiones en la dinámica del juego.
Tanto, como para enterder que esa toma de decisiones, o táctica individual, es la esencia para cualquier jugador.
Como escribía en la anterior entrada sobre Teoría del Fútbol Sala, el jugador de fútbol sala actúa técnicamente siempre (con y sin balón). Y esa técnica aplicada al juego no es ni más ni menos que la táctica individual de cada uno.
De hecho, hace algunos años que existe esta "corriente ideológica" en los métodos de entrenamiento de cada vez más entrenadores. Métodos que están orientados y basados en la toma de decisiones por parte del jugador.
Un claro ejemplo de ello fué el último congreso de entrenadores de la ANEFS, donde muchas de las ponencias estaban basadas en este formato de ejercicios.